Cascos, introducción


El casco del caballo  está formado por un tejido llamado queratina la cual se produce constantemente y permite que el casco tenga cierta elasticidad de expansión   para soportar el peso del equino y repartir las fuerzas de golpe en el mismo.

La keratina es una proteína que se forma a partir de aminoácidos y, dependiendo de las características de estos, la keratina es rígida o flexible. Por ejemplo, en el caso del cabello, la keratina es flexible mientras que la queratina que encontramos en el casco del caballo es dura. La Keratina exterior del casco está muerta y protegiendo a la Keratina viva que está debajo y empuja desde ahí según va creciendo (aproximadamente 0.8 cm al mes) desde la CORONA. Forma la MURALLA.

 

CASCOS corona y muralla

 

En su parte inferior, el casco muestra 2 estructuras que sirven para amortiguar el peso del cuerpo:

  • La SUELA, que se separa de la MURALLA por la LINEA BLANCA
  • La RANILLA, que es la que contacta con el suelo y cuya función es la circulación sanguínea por presión, enviando la sangre hacia la pierna del caballo, trabajando como una bomba de presión

En su interior, aparte de los CARTÍLAGOS  y las FALANGES hay que destacar el COJINETA PLANTAR, importante elemento amortiguador del choque de la extremidad contra el suelo.

 

CASCOS interior                             CASCOS partes

 

Algunas curiosidades:

 

  1. El caballo soporta un 60% de su peso con las manos y un 40% con las patas, esta diferencia es marcada por el cuello y la cabeza.
  2. Debido a que el casco crece de forma permanente, necesita un gran flujo de sangre a través de una gran red de venas y arterias, y es por ello que cuando se produce una herida en la palma se pierde tanta sangre.
  3. Cuando un caballo goza de buena salud prefiere caminar mientras come, porque sus cascos le ayudan a que la sangre que baja a los pies retorne a sus pulmones con mayor facilidad. Sólo reserva quedarse parado durante cortos períodos para descansar. Se echa en determinados momentos del día para descansar sus pies y dormir, pero durante períodos muy cortos, ya que el corazón le pide ayuda a los cascos para facilitar el bombeo de sangre y para no exponerse demasiado a sus predadores.
  4. El caballo cuenta con un gran sistema de irrigación de sangre que, en el pie, le permite mezclar la sangre de las venas con la de las arterias, aumentando la rapidez de circulación. Además, la estructura córnea del casco es muy mala conductora de temperaturas, impidiendo de esa forma que llegue el frío al interior del pie cuando están, por ejemplo, sobre nieve

 

Posibles afecciones de los cascos:

 

  1. CASCOS AGRIETADOS. Los cascos pueden agrietarse cuando un caballo corre repetidamente sobre superficies muy duras, tales como el hormigón y el pavimento, o como resultado de un herraje incorrecto, condiciones meteorológicas extremas y el exceso de trabajo. Un casco agrietado puede convertirse en un problema crónico en el pie afectado.
  1. La CANDIDIASIS es una infección bacteriana muy común en condiciones de humedad. Es fácilmente reconocible por su olor distintivo, ese olor es el indicador de que el pie del caballo está comenzando a pudrirse. La limpieza regular y su tratamiento con un producto comercial por lo general logra deshacerse de la infección.
  1. La LAMINITIS es una enfermedad que afecta a las láminas. Puede tener diferentes causas, síntomas y tratamientos, y no todos los síntomas son inmediatamente visibles para el ojo no entrenado. Algunos síntomas incluyen sensación de calor en el casco, el intento del caballo para aliviar la presión sobre los cascos afectados, notarlo caminar con cautela y sudoración anormal. Las causas pueden ser cualquier cosa, desde una dieta mal equilibrada hasta reacciones alérgicas. Las complicaciones incluyen la separación de la pared de la pezuña del resto del pie, hundimiento, y penetración en el hueso a través del pie.
  2. El QUILTOR es el resultado de una lesión en la pierna por encima de la pezuña, donde materia extraña entra en la pierna y se acumula debajo del casco. Con el fin de eliminar esta materia, a menudo es necesario cortar partes de la pezuña.
  3. La ENFERMEDAD NAVICULAR se instala en el hueso navicular del pie del caballo, y puede tomar la forma de una inflamación del tejido que rodea el hueso o una degeneración del hueso. Las causas incluyen un recorte indebido o la falta de recortes, una mala conformación, obesidad, un herraje inadecuado y el exceso de trabajo sobre superficies duras durante un largo período de tiempo. Una señal fácilmente detectable es ver al caballo tratar de evitar poner presión en los talones de los pies. Existen tratamientos que varían según el caballo y el estado, pero se cree que en gran medida la condición no es reversible.
  4. Los CASCOS SECOS  son tan malos como los cascos que se mantienen constantemente húmedos. Los cascos secos pueden ser susceptibles a la fisuración y el desconchado.
  5. Los ABCESOS pueden ser una fuente de dolor para el caballo, a menudo como resultado de una contusión en la parte blanda del pie, o incluso un pinchazo. Cuando limpias las patas del caballo, lo mejor es hacerlo diariamente, es importante asegurarse de que no hayan signos visibles de este tipo de lesiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *