AVRA objetivo

Siempre pensamos que el mundo de la equitación, los centros hípicos, los caballos, los jinetes son elegantes de por sí, y aunque esto tiene una parte de realidad hay mucho que podemos hacer por mejorar la apariencia de nuestro entorno.

En el caso del equino, teniendo en cuenta que los animales suelen tener un aspecto imponente esto se multiplica mucho más cuando nos encontramos con un equino bañado, arreglado, con su crin bien acomodada y una montura brillante.

De la misma forma ocurre con las instalaciones. Un espacio bien diseñado, cuidando el color, los materiales, los acabados y los complementos (accesorios, telas, mobiliario) crea un ambiente atractivo y práctico para el usuario, siendo un elemento diferenciador en un mercado muy competitivo.

Estos espacios deben cumplir unas funciones según las actividades que se vaya a desarrollar en ellos, teniendo en cuenta, además, los gustos del propietario y sus posibilidades económicas

Además del aspecto puramente físico hay que cuidar especialmente la  imagen de marca. Esto no está solo reservado a los grandes de los negocios ni a las grandes inversiones en publicidad. Los esfuerzos pueden ser mucho menores y se puede conseguir los mismos objetivos que las más importantes empresas, a saber, atraer a sus clientes, crear singularidad, distinguirse de la competencia y hacerse un nombre en el mercado.

Una de las principales tendencias que siguen las marcas es su activa y cada más notoria presencia en Internet. Las estrategias Social Media resultan muy eficaces para mejorar la imagen de marca y la notoriedad de la empresa, además de ser una opción nada costosa y mucho más efectiva que una campaña en medios digitales.

El carácter viral de la Web permite que videos como los de Youtube se distribuyan mucho mejor entre el público. La clave es que la Web ofrece una cercanía al consumidor que otros medios no consiguen, de esa manera, y logrando llegar al público emocionalmente se puede lograr un gran impacto, llegando a repercutir directamente con las ventas del negocio.

El consumidor busca experiencias más individualizadas y el reto de las marcas es buscar la interactividad con ellos. Para ello,  herramientas como las redes sociales y la Web 2.0. son cruciales y cobran cada vez más importancia no solo para lograr una buena imagen de marca, sino para crear una oferta acorde a la demanda

En resumen, el cuidado de la imagen en el más amplio sentido del término y una adecuada difusión de la misma junto con la adecuación de la oferta conseguirán que nuestro centro hípico destaque y por tanto sea más competitivo y rentable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *